La Gran Ruta de la Seda: su formación y desarrollo

The-Great-Silk-Route
 

La Gran Ruta de la Seda es una red de caminos de caravanas. Estas rutas en la antigüedad y la Edad Media vinculaban el Asia Oriental con el Mediterráneo. No era sólo un camino o sistema de caminos. Era un puente cultural y económico entre el Este y el Oeste. Este puente conectaba los pueblos en su búsqueda de la paz y cooperación.

La Gran Ruta de la Seda apareció en el siglo II aC. Pero mucho antes de esto, en el territorio de Asia Central y el antiguo Oriente ya existían rutas que servían para los fines bélicos y pacíficos. En tiempo de guerra por allí se desplazaban tanto los ejércitos grandes como los grupos pequeños. Allí se estallaban las sangrientas batallas, se conquistaban las ciudades ubicadas a lo largo de estos caminos. En tiempos de paz esas rutas eran como hilos – vínculos de la vida política, comercial y cultural. Exactamente estas características siempre se valoraban por los pueblos.

El embajador chino Zhang Qian jugó un papel decisivo en la formación de la Gran Ruta de la Seda. En 138 aC él se dirigió a la tribu nómada Yuezhi. Tenía una peligrosa misión diplomática de persuadirlos a aliarse con el Imperio Chino de la dinastía Han en su lucha contra los nómadas xiongnu. Los xiongnu atacaban constantemente el imperio desde el norte. Zhang Qian fue el primer chino que visitó Asia Central. Visitó Sogdiana y Bactria (en el territorio del actual Uzbekistán, Tayikistán y Afganistán). Allí se enteró de que los productos chinos gozaban de mucha demanda. También vio un montón de cosas desconocidas por los chinos. Volvió a China en 126 aC. Informó al emperador de los beneficios del comercio directo entre China y los estados de Asia Central.

Zhang Qian no pudo lograr que los Yuezhi, en las manos de los que estaba el control sobre Bactria, les ayudaran militarmente en su lucha contra los hunos. Aun así la información recopilada se consideró extremadamente importante. En 123-119 aC las tropas chinas derrotaron a los hunos, asegurando el camino de China hacia el oeste. Entonces, se puede decir que exactamente desde los finales del siglo 2 aC la Gran Ruta de la Seda empezó a funcionar. Esta ruta unía todas las grandes civilizaciones del Viejo Mundo – China, India, Oriente Medio y Europa. Este enorme sistema de rutas comerciales funcionó más de 1500 años. Es decir mucho más tiempo que otras rutas terrestres de gran distancia (como por ejemplo el camino “de los varegos a los griegos”).

La extensión de la Gran Ruta de la Seda fue de 12 mil kilómetros. Por eso muy pocos mercaderes hacían toda la ruta por completo. En general, ellos trataban de viajar en turnos e intercambiar las mercancías en algún lugar a mitad de camino.

Aunque los caminos de la Ruta de la Seda se desplazaban, se pueden distinguir dos rutas principales entre Oriente y Occidente:
– La ruta del sur – desde el norte de China a través de Asia Central hasta el Oriente Medio y el Norte de la India;
– La ruta del norte – desde el norte de China a través de Pamir y Aral a los cursos bajos de Volga y a la cuenca del Mar Negro.

Entre el camino del sur y el norte había varias rutas intermedias y de conexión. Con el tiempo, la red de comunicaciones se hacía cada vez más extensa, e incluía más ramas. Las rutas principales se desplazaban alternativamente hacia la ruta septentrional o meridional.

A lo largo de la Ruta de la Seda en las ciudades y pueblos, a través de los que pasaban las caravanas, había caravasares (posadas). Allí en las khujdras (“celdas”) se alojaban los comerciantes. Además vivía el personal de servicio de caravanas. También había instalaciones para los camellos, caballos, mulas y burros, así como el forraje y víveres necesarios. Los caravasares eran un lugar donde los comerciantes podían vender y comprar al por mayor toda la mercancia que les interesaba. Pero lo más importante era enterarse de las últimas noticias comerciales y, sobre todo, de los precios de varias mercancias.

Khorezm, Sogdiana y Fergana se convirtieron en los prósperos centros comerciales. La Ruta de la Seda estimulaba la demanda de bienes de Asia Central. Entre ellos se puede mencionar los caballos y forraje, así como las uvas y algodón. En las ciudades los artesanos desarrollaban los nuevos tipos de artesanía. Era la producción de cosas de metal, traída del Oriente, y productos de vidrio – del Occidente.

La Ruta cubría prácticamente todo el continente euroasiático, incluyendo el actual territorio de Rusia, Cáucaso y Asia Central. La extensa red de la Ruta de la Seda facilitaba la difusión de diferentes religiones, literatura y cultura por todo el mundo. Esta ruta existió más de un mil quinientos años. Ha jugado un papel muy importante en acercamiento de los dos continentes, en el enriquecimiento cultural mutuo de muchos países europeos y asiáticos.

Las últimas noticias

Las últimas noticias



Nuestros contactos

Заголовок на карте

O'zbekiston Ovozi ko'chasi, Тошкент, Узбекистан

La agencia de viajes «Olympic Tour Service» (Licencia # T-0338-14) es uno de los principales operadores turísticos que ofrece un amplio abanico de viajes tanto por Uzbekistán como por Asia Central.

c/ Uzbekistán Ovozi, edificio 2, habitación 1124
República de Uzbekistán
Tashkent, 100047
Tel/Fax: (99871) 120-63-00
Tel/Fax: (99871) 120-64-00
Email: info@ots.uz, info@olympictour.uz
Skype: S.Gulya

Si tiene alguna pregunta - aquí
nos puede dejar su mensaje:

Contacto Cerrar la ventana

Contactar

Rellene todos los campos, y le contestaremos pronto.